¿Por qué las fallas de la plataforma digital de la Secretaría de Hacienda de Bogotá? Unidad investigativa de UNES Colombia formula observaciones e interrogantes sobre proceso contractual de adquisición

La Unidad de investigación de la Unión Nacional de Servidores Públicos de los Distritos y Municipios de Colombia (UNES Colombia), realizó un detallado informe sobre el proceso de contratación de la Secretaría Distrital de Hacienda de Bogotá en virtud del cual se adquirió su nueva plataforma digital conocida con el nombre de BogData, como consecuencia de las fallas que viene registrando desde finales del pasado mes de septiembre y que ha ocasionado graves perjuicios administrativos y burocráticos, así como ha dificultado la realización de trámites a los ciudadanos que acceden a ella para hacer consultas.

La plataforma BogData fue contratada durante la administración del alcalde Enrique Peñalosa con el fin de reemplazar la denominada Sí Capital, que es la que venían utilizando los bogotanos en los últimos años para consultar el estado de sus impuestos y poder realizar su pago correspondiente.

En una segunda entrega, la Unidad investigativa de UNES Colombia presentará el informe titulado: Control político y fiscal a BogData

Proceso de adquisición: primer informe

A continuación la investigación del primer informe:

EL PROCESO DE ADQUISICIÓN DE LA PLATAFORMA DIGITAL BOGDATA PARA LA SECRETARÍA DE HACIENDA DE BOGOTÁ: ¿ITINERARIO DE UN FRACASO?

En la víspera del año 2017, los funcionarios de la Secretaría Distrital de Hacienda (SDH) notaron cómo de un momento a otro se vieron limitadas las consultas de páginas de internet, que tradicionalmente examinaban en la búsqueda de datos que servían para coadyuvar la labor diaria. Recibir o enviar información desde los correos personales fue prohibido; solo el correo individual institucional se utilizaría. Se pudo establecer al mismo tiempo que la limitación no fue impuesta para todos; los funcionarios pertenecientes al nivel directivo y asesor continuaron con el uso de consultas plenas de las diferentes páginas de internet, probablemente incluida la utilización de sus correos personales. Como justificación de las medidas, los directivos hacendarios mostraron varias quejas interpuestas por contribuyentes en las que declaraban cómo habían sido contactados por terceros telefónicamente, para conminarlos a pagos y el aprovechamiento de beneficios si cancelaban sus impuestos a través de los falsos e ilícitos mecanismos que ofrecían. Hoy se puede establecer que aun siendo posiblemente ciertos los intentos de defraudación a algunos contribuyentes y al erario del Distrito, no se conocieron denuncias ante las autoridades competentes, ni mucho menos el adelantamiento de investigaciones y resultados respectivos hasta la fecha.

LLEGA INNOVADORA IDEA PARA LA SEGURIDAD, VERSATILIDAD Y AGILIDAD DE LA OPERACIÓN INFORMÁTICA HACENDARIA

Al finalizar 2017, apareció por cuenta de los altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda, el anuncio de una contratación para reemplazar el sistema que venía operando conocido como SI CAPITAL. Resultó que, producto de juiciosos y rigurosos análisis realizados por los directivos, especialmente por el director del Área de Sistemas de la SHD de la época, al software SI CAPITAL había que generarle su partida de defunción. Para estos funcionarios resultó ser que este software en sus aproximados 20 años de existencia era el responsable de la fuga de información, del atraso tecnológico, de la falta de sincronía en sus operaciones para una deficiente “Planificación de Recursos Empresariales”, muy comentado por estos días como ERP, por la traducción de esta sigla en inglés. En aras de ir creando condiciones favorables de aceptación al nuevo contrato, neutralizando y venciendo la supuesta y denominada “resistencia al cambio”, se realizaron reuniones, especialmente con los funcionarios del área de Sistemas, quienes expresaron sus puntos de vista, manifestando sus inquietudes, respecto de las dudas que generaba la nueva contratación. El summum de las diferentes alarmas que se habían generado derivó de la intervención en una de dichas reuniones, de un invitado especial, funcionario del Banco Mundial, quien después de haber escuchado los puntos de vista de las directivas y trabajadores hacendarios manifestó que, en vez de realizar una nuevacontratación, se deberían dar actualización y mantenimiento al sistema de SI CAPITAL. Extraño resultó que este funcionario del Banco Mundial no fue invitado a reuniones posteriores. Sin embargo, la mayoría de los trabajadores de la Secretaría de Hacienda expresaron su apoyo a la referenciada sugerencia.

Luego de la correspondiente licitación pública y en desarrollo del cumplimiento del contrato, varias salas dedicadas a la capacitación y actividades culturales de los funcionarios de la Secretaría de Hacienda se entregaron con los equipos y herramientas de cómputos a los designados ejecutores del contrato, una unión temporal conformada por las firmas CORTE INGLÉS S.A. SUCURSAL COLOMBIA y SINERGIA DE NEGOCIOS CONSULTORES. El valor del contrato fue de treinta y nueve mil millones, ochocientos veintiocho millones cuatrocientos setenta y cinco mil pesos ($39.828.475.000.00). ¿Cómo es que las directivas de Hacienda convienen en otorgar un contrato a unas empresas, suministrándoles los espacios y equipos para el cumplimiento del objeto contractual? ¿Acaso estas empresas no son productoras de computadores? ¿Es que acaso no cuentan con las instalaciones necesarias para la ubicación de sus funcionarios en las diferentes tareas? Si la Secretaría de Hacienda presumía que la fuga de mala fe de la información proviene de los computadores de los trabajadores del nivel asistencial, técnico y profesional, y como medida preventiva impide el acceso a correos personales y paginas de consulta en internet, ¿por qué permitió que terceros como operarios directos, en los espacios otorgados, eventualmente sin cláusula de confidencialidad alguna, manejaran toda la información hacendaria, como el registro de contribuyentes, registro de obligaciones impositivas, procesos de pagos,  procesos de devolución, entre otras muchas variables? Fueron las preguntas que surgieron por parte de los trabajadores. 

DESARROLLO DEL CONTRATO

Con el número 170351-0-2017 fue “bautizado” el contrato entre la unión temporal ya mencionada y la Secretaría de Hacienda Bogotá. Su objeto, “adquirir e implementar el CORE Tributario y el ERP para la Secretaría de Hacienda con el fin de optimizar los procesos de la entidad”. Su plazo de ejecución, el 31 de diciembre de 2019, contado a partir de la firma del acta de inicio. En este orden de ideas, es necesario detenernos en cómo durante el desarrollo del cumplimiento del contrato, se iban observando  ciertas situaciones por los trabajadores que determinaron que hacia el mes de octubre de 2019 se realizara una reunión en la que participaron los trabajadores delegados de todas las áreas de la entidad, especialmente de toda la Dirección de Sistemas con los directivos de Hacienda, en las personas del Subsecretario General, el Director de Informática y Tecnología y los Jefes de las Subdirecciones y Oficinas de esa misma Dirección. Las preguntas que hicieron los trabajadores no fueron respondidas en esa reunión, por lo que UNES COLOMBIA elevó un Derecho de Petición, a principio del mes de diciembre de la misma anualidad, con el contenido  de las mismas. Las respuestas aun no las conocemos, pero las preguntas que se formularon fueron respecto de la contratación de una empresa (INDUDATA) que supuestamente cumpliría la interventoría al proyecto BogData y la capacitación contemplada contractualmente.

Los interrogantes que se formularon entonces fueron los siguientes, los cuales hoy tienen mayor vigencia:

Frente al contrato de Interventoría 170363-0-2017 con la empresa INDUDATA cuyo objeto ha sido realizar la Interventoría al contrato No.170351-0-2017, se solicitó informar lo siguiente: ¿cuál es el número de personas proporcionado por la firma Indudata, para estar permanente en la labor de interventoría?  ¿Cuáles son los aportes de cada uno de ellos en la realización de su trabajo de interventoría al proyecto BogData? ¿Cúal es el perfil académico de estos funcionarios de INDUDATA? ¿Por qué razón desde hace más de cinco meses se observan solo dos o tres funcionarios de INDUDATA, presentes en el proyecto en la sede de la Secretaría de Hacienda? ¿Cuál fue la fecha del último pago aprobado por parte del supervisor y/o supervisores del contrato, a la firma Interventora?  Así mismo solicitamos en nuestra petición, la información sobre el periodo correspondiente a dichos pagos, indicando si la misma se encuentra al día en los informes ejecutivos de Interventoría, los cuales, pedimos se publiquen debidamente en el SECOP. El derecho de petición interpuesto finaliza respecto de la interventoria, solicitando a las directivas de Hacienda “informar mediante cuál certificación, (de la cual solicitamos copia) debidamente fechada, la Interventoría del proyecto (INDUDATA), se pronunció respecto de la viabilidad y éxito de la salida a productivo entendiéndose como tal, la no existencia de glosas, pruebas integrales superadas en un cien por ciento, pruebas no funcionales con resultados excelentes no fallidos al 100%, y copias de las actas del cargue de los datos de inicio efectuados al cien por ciento, módulo por módulo, reportes de interventoría al día.  (Se significó que no bastan las actas de asistencia a las pruebas)”.

En la misma petición, frente al desarrollo del cumplimiento del contrato No.170351-0-2017, UNES COLOMBIA solicitó a la Secretaría de Hacienda informar lo siguiente:

  1. Detalle, módulo por módulo – Proyecto SAP, componentes Core de Impuestos y Erp, de los resultados obtenidos en las pruebas integrales, tanto de las que fallaron, así como, de las que no fallaron. Porcentaje de pruebas integrales que faltan y fecha de realización de éstas, entendiéndose de todas maneras que las mismas se deben realizar antes de salir a productivo. De la misma manera, informar si se han realizado las pruebas de carga y stress y cuáles han sido los resultados porcentuales. Si no se han realizado explicar las razones.
  2. Informar fecha programada para la realización de las pruebas no funcionales y sí estas se realizarán antes de salir a productivo.
  3. Solicitamos indicar fecha exacta de la salida a productivo del CORE y ERP – SAP – BogData.

Otras preguntas y solicitudes fueron formuladas con relación a la capacitación y a la creación del Centro de Excelencia adscrito a la Secretaría General de la Alcaldía Mayor de Bogota, según lo anunciado por el Subsecretario de Hacienda en la comentada reunión. Hoy lo que observamos respecto de las capacitaciones es que en las mismas se recrean situaciones que muchas veces resultan fallidas. Algunos lo atribuyen a la falta de conocimiento y experticia de los capacitadores o a fallas del internet; otros a la falta de disposición de aprendizaje por parte de los empleados. No obstante, los mismos capacitadores han encontrado dificultades en lograr un funcionamiento optimo, de lo que se podría inferir que no es un sistema amigable. Es decir, si en las primeras de cambio se presentan las alteraciones  que observamos; si el producto de las aplicaciones  no cumple con las expectativas de facilidad en su manejo por parte de los contribuyentes y funcionarios, es posible llegar a conclusiones en el sentido de que el sistema informatico adquirido está funcionando mal, a media maquina y podría constituir un detrimento patrimonial. 

¿POR QUÉ NO SE LE DIO MANTENIMIENTO Y ACTUALIZACIÓN A SI CAPITAL?

Cuando los trabajadores le hicieron esta pregunta, subsecretario de Hacienda, Mauricio Escobar, se sorprendió. Hubiese preferido que ‘Tanganazo’, un personaje de fábula mencionado algunas veces por él, fuese el que respondiera. Se repuso rápidamente y contesto: “es que actualizar y darle mantenimiento a SI CAPITAL, cuesta 170 mil millones de pesos. Bogdata que es nuevo solo vale 40 mil millones”. Esto ocurría en la reunión tantas veces mencionada. Sin embargo, en alocución reciente la misma posicion fue presentada por la actual subsecretaria general de Hacienda, Diana Blanco, quien aumentó la suma: de 170 mil millones pasaron a 172 mil millones. El propio Secretario de Hacienda ha dicho en video que aparece en redes, que son 178 mil millones. En octubre de 2019 las preguntas que surgieron de los empleados, y que vale el esfuerzo de hacerlas nuevamente fueron: ¿de dónde sacaron esa cifra? ¿A qué perito consultaron? ¿Le preguntaron a la empresa alemana del SAP? ¿Realizaron algún tipo de cotizaciones certificadas? En octubre de 2019 los trabajadores no obtuvimos respuestas; consideramos hoy deber de la Administración informar al respecto.

El plan de contigencia expuesto frente a la ciudad y algunos concejales para enfrentar el inadecuado funcionamiento de BogData, contempla como plan B acudir a SI CAPITAL  para cubrir salarios a contratistas y facilitar la gestión de pagos de impuestos a los contribuyentes, más familiarizados con la Oficina Virtual sostenida por SI CAPITAL.

Dice un Ingeniero de la Dirección de Informática Hacendaria que “un carro nuevo se adquiere para reemplazar uno viejo, cuando el nuevo le garantiza al propietario avance significativo en confort, seguridad, mejor funcionamiento electromecánico, etc. Si se descubre que ese carro nuevo, después de adquirido no tuvo el funcionamiento esperado, o terminó cumpliendo un funcionamiento igual al carro viejo, se trató de un fraude, o un engaño al comprador”. Lo que sucede, decimos nosotros, es que en este caso, las directivas de la Administración Distrital anterior, no son las dueñas del carro viejo ni del nuevo. Los dueños de SI CAPITAL y/o BogData, somos los ciudadanos de Bogotá. Con el dinero de los bogotanos fueron adquiridos ambos programas.

Un abogado de la Dirección de Impuestos preocupado por las sumas que pudiesen significar el mantenimiento de BogData, nos informa que la Federación Nacional de Cafeteros adquirió un software con la misma empresa alemana que creó el Sistema de Aplicaciones Productivas SAP, afín a BogData. Nos indica el acusioso funcionario que para darle mantenimiento a ese programa con solo tres variables, compra, venta y producción, gastan dos millones de dolares al año. ¿Cuánto costará darle mantenimiento a Bogdata con las variables que maneja La Administración Central de Bogotá a través de la Secretaría de Hacienda? Con razón un crítico concejal bogotano ha dicho que se garantiza así, un sistema de dependencia, con una empresa multinacional. BogData fue objeto en el primer trimestre de este año, de una adicion para un supuesto mejor funcionamiento, lo que significó que su nuevo valor total pagado suma $53.238.473.292 o talvez más. ¿Cuánto será necesario pagar para su mantenimiento anual y su optimo funcionamiento? Es una de las multiples preguntas que seguramente realizaran quienes desde la ciudadanía y las instituciones ejerzan el control político y fiscal a semejante gestión.

Próxima entrega: Control político y fiscal a Bogdata.