UNES Colombia rechaza propuesta inicua de Anif y Fedesarrollo de gravar con IVA canasta familiar e insiste en necesidad de implementar Renta Básica

Hace algunos días, los centros propagandísticos del inicuo modelo económico neoliberal en Colombia, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF) del banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo y la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo), regentada por lo más conservador de la ortodoxia económica, los cuales además se revisten como instituciones de “pensamiento”, se les ocurrió la gran idea de que la solución a la crisis social del país es recortar bienestar, gravando todos los productos que componen la canasta familiar.

La Unión Nacional de Servidores Públicos de los Distritos y Municipios de Colombia (UNES Colombia) exhorta a las organizaciones sociales y políticas colombianas que luchan por construir equidad social y democracia en este país a rechazar de manera categórica este tipo de propuestas de instituciones que representan a los poderes fácticos nacionales, responsables directos de haber recomendado “medidas” desde hace 30 años que han llevado al rotundo fracaso económico de la sociedad colombiana.

Efectivamente, estas instituciones que son las gestoras intelectuales de la debacle económica del país, hoy plantean como solución a la crisis profundizar aún más el frustrado modelo, haciéndole el favor a un gobierno espurio, carente de legitimidad política como el de Iván Duque que proyecta una nueva reforma fiscal, con el argumento que se requiere para superar la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19.

Cuando se acaba de conocer que la tasa de desempleo se ubica en 21,4% para el mes de mayo de 2020, lo que constituye la peor crisis económica y social en la historia del país, las soluciones deberían enfocarse en la procura del bienestar de la población y no en una supuesta consistencia macroeconómica soportada solo en la salud de las finanzas, con criterio alcabalero y la atención puesta en beneficiar al capital financiero concentrado.

La crisis económica y social que enfrenta Colombia desde hace décadas, ahora agravada por la pandemia, solo es posible superarla mediante condiciones económicas que garanticen acceso a bienes y servicios básicos. Ello, claro, con el fortalecimiento de un Estado Social que garantice los derechos fundamentales de sus ciudadanos, implementando políticas públicas como la Renta Básica Universal, que viene promoviendo e impulsando UNES Colombia.

Cuando aprovechando esta crisis vírica los bancos se han quedado hasta el momento con más de 90 billones de pesos de los colombianos, sus voceros como Anif y Fedesarrollo con un cinismo sin par, se atreven a ahora a proponer más impuestos a la comida, con lo cual se atenta contra el derecho fundamental a la alimentación.